lunes, 3 de julio de 2017

LAGAN 8

8


Los siguientes días fueron el cielo para Lily. Por las mañanas se levantaba tan tarde como deseaba y nadie la reprendía. Podía comer hasta llenar el estómago y las veces que quisiera al día. Lagan le había permito modificar todo aquello que en la casa no le gustara, incluso el día que llevo un florero a su oficina, él no se molestó, le había sonreído encantado y se lo había agradecido de manera muy vigorosa. Se sonrojo. Lily se planteó incluso llevar un ramo de flores frescas todos los días.

Lagan era el líder de Covenant, por lo tanto, trabajaba demasiado, dejando a Lily la mayor parte del día sola, él en ocasiones llegaba de sorpresa para comer con ella, o Lily podría ir a la oficina a la hora que quisiera, pero después de eso, se quedaba sola, ahí era donde comenzó a hacer nuevas amigas, Rhona y Vika eran geniales, incluso había recibido la visita de Jen, la ninfa que le había sacado a bailar en el bosque, ella era… intensa. Por decirlo de alguna manera. Podría ser una dulce y linda ninfa casi la mayor parte del tiempo, pero cuidado si alguien la hacía enojar. Rhona incluso le confirmó que muchos hombres le temían más a Jen, aunque fuera una ninfa de los bosques, que a ella que era una bruja.
Gracias a sus nuevas amigas había podido conocer a mas clanes mágicos y sus costumbres, fue divertido saber que cuando los elfos oscuros encontraban a sus parejas su color de piel oscuro pasaba a diluirse, a convertirse en un gris plateado.
Los centauros podrían adquirir su forma humana hasta que no encontraban a su pareja.
Las arpías odiaban los apareamientos, pero si no querían extinguirse necesitaban reproducirse.
Las alas de las hadas cambian de color cuando presentían a sus compañeros cerca, las ninfas tenían que tener sexo para saber quién era su compañero y un dato curioso era que, entre las ninfas, las arpías y las hadas no había criaturas masculinas, pregunta que Lily jamás se había planteado hasta ahora. Por lo que le habían explicado sus amigas, siempre nacían mujeres dentro esos clanes, pero si milagrosamente había un hombre dentro de esos enlaces, entonces el niño resultaba ser de la raza de la que fuera su padre. Pero lo más perturbador de lo que se enteró, fue que los vampiros que se alimentaban de una sangre sintética después de encontrar a su pareja no podrían vivir de más sangre que no fuera la de sus compañeros. Recordaba como Lagan la había mordido y había sido intenso sin duda, ¿pasar por eso diariamente? No sabía si podría sobrevivir, era doloroso o a aterrador, era… intenso, demasiado, la zona donde ahora tenía la marca de Lagan era una zona erógena demasiado sensible que la hacía estremecer de placer cada que Lagan la besaba ahí.
Toda su vida había cambiado, temía hasta creérselo, tenía el presentimiento que en cualquier momento despertaría de este hermoso sueño. Pero sin duda la mejor cosa de su nueva vida era su compañero. Lagan era la persona más maravillosa que Lily había conocido en su vida. Era guapo, enérgico, amable, generoso, honrado, inteligente y gentil.  Era todo lo que ella había soñado y más. Asustaba de tan perfecto que era.  Nada en la vida de Lily le había preparado para ser amada por un hombre como él.  Porque eso era lo que Lily pensaba, que él la amaba, aunque fuera un poco.  Jamás habían dicho las palabras, ella tenía miedo de decirlas en voz alta puesto que sabía que al hacerlo todo terminaría, Lagan siempre le decía amor, cielo, entre otras palabras cariñosas, pero jamás había declarado directamente su amor por ella, pero no hacía falta, con cada beso y caricia en el calor de la noche, Lagan parecía decirle a Lily que lo que él sentía por ella iba más allá del simple afecto.  Le preocupaba que quizá estuviera viendo demasiado en su forma de hacer el amor. Los hombres no necesitaban amar a una mujer para hacer el amor con ella. Lily lo sabía muy bien.
—Lily, ¿lista? — Pregunto Rhona.
—Un segundo—Juntas irían al edificio administrativo, Lily les estaba ayudando en la tarea de seleccionar a los humanos que serían perfectos para venir a Covenant, era una cosa más de magia, pero agradecía a Rhona por involucrarla en el asunto.
—Venga, estas hermosa, aunque usaras una bolsa de patatas Lagan no podría quitarte la vista de encima— Lily rio, aun así, le gustaba estar presentable para su compañero, él era guapísimo y cuando iba a trabajar era un más apuesto con sus trajes elegantes, ella quería estar un poco a la altura del líder de Covenant. Además, le encantaba usar todos estos vestidos que le había regalo, la hacía sentir hermosa, femenina, cosa que no había sentido en mucho tiempo, poco a poco estaba volviendo ser la vieja Lily que era antes de Thomas. Negó con la cabeza, no quería pensar en él, no había reunido el valor para hablar a Lagan de él, pero sabía que tarde o temprano eso tenía que suceder.

***

Lagan no podía evitar siempre llegar a la oficina de buen humor, claro que eso cambiaba en segundos, pero no evitaba que los demás siempre lo vieran con una estúpida sonrisa cada vez que veía a su compañera o hablaba con ella por su enlace telepático, o simplemente cuando pensaba en ella. Lagan era un idiota enamorado de su mujer, y si eso no era suficiente hoy se había vuelto pletórico de felicidad cuando había olfateado y….
—Lagan—Maldijo internamente, venia tan distraído que al abrir la puerta Lagan se dio cuenta demasiado tarde que tenía visitas esperando, Edom junto con Kai, Odar y Fergus. El que los miembros del concejo o la mayoría estuvieran esperándolo eran malas noticias, el que Edom estuviera aquí sin duda arruinaría su día. El dragón era el encargado del departamento de investigación humana. Desde el comienzo de los tiempos se estableció que, si se quería luchar contra el enemigo, tenían que conocer contra que se enfrentaban. Así que se había creado ese departamento.
—Diría buenos días, pero por sus rostros, dudo mucho que lo sea— ninguno de sus amigos sonrió. Bien, este no sería un buen día para nadie, tomando una respiración profunda camino hasta su escritorio. —De acuerdo, sea lo que sea, díganlo rápido y más vale que tengan idea de cómo solucionarlo— lo que no entienda Lagan era que si el problema era grave porque Vika y Rhona no estaban presentes.
—Hemos investigado a Alfred James y está limpio— Edom lanzo un expediente a su escritorio, Lagan lo estudio, por los datos contenidos dentro del archivo, este hombre si era un político honesto. Por lo tanto, las intenciones de ayudarlos eran sinceras. Pero el ya había sabido eso al leer su mente.
—Esto no justifica sus caras pálidas— algo tenia preocupados a sus amigos, lo confirmó cuando ni Odar, ni Kai, incluso ni Fergus lo miraron a los ojos. Edom era otra cosa. Dio un paso más al frente para estar cara a cara con él. El dragón era un hombre de temperamento duro.
—Hemos descubierto que de alguna manera alguien ha intentado acceder a nuestros servidores y nos han llegado cartas de búsqueda y rescate por correo— Lagan frunció el ceño.
—Recibimos cartas de amenazas todo el tiempo, ¿una carta de búsqueda y rescate es grave? —
—Antes de hablar contigo, hemos hecho una investigación más exhaustiva— Lagan asintió con la cabeza, esperando, Edom le entrego otro expediente.
—Thomas Raymond— dijo Lagan mirando la primera página, tampoco era nuevo. El Senador Thomas era una espina en sus traseros desde hace años, y desde que comenzaron con su proyecto de reclutar humanos se había vuelto peor en su política de odio contra Covenant.
—Es un fuerte opositor contra Alfred— explico Edom.
—No me sorprende, este hombre jamás ha ocultado su desagrado por nosotros— Edom asintió.
—Al parecer está buscando a alguien desesperadamente— Lagan comenzaba comprender.
—¿Crees que él ha estado intentado ingresar a nuestros sistemas pensando que esa persona está aquí? — no necesitaba la confirmación de Edom. Pero aun así él asintió. Lagan miró a sus amigos, seguían perturbadoramente callados. Aunque no le había pasado desapercibido que habían tomado una posición más firme y estaba preparados como si algo los fuera atacar.
—También envió las cartas de búsqueda ofreciendo una considerable recompensa—
—¿A quién está buscando? — Lagan no era estúpido, ya estaba comenzando a unir las piezas. Por primera vez vio a Edom titubear, Lagan extendió su mano para que el dragón le entregara el sobre que tenía en sus manos. Él se lo entrego vacilante. tenía un mal presentimiento sobre esto. De alguna manera sabía que no le iba a gustar lo que contenía ese expediente. Pero aun así tenia curiosidad. Un gruñido rasgó la garganta de Lagan al ver la fotografía de su Lily, sus instintos de protección se dispararon a un máximo histórico.
—¿Por qué busca a mi compañera? — su voz ya no era humana, su demonio estaba rasgando las paredes por salir y comenzar a cortar cabezas.
—Creo que ella es la única que puede responder a eso— dijo Odar por primera vez. Lagan gruño se puso de pie inmediatamente, voló hacia la puerta, podía sentir a su compañera cerca. el olor de su mujer lo guio hasta la sala de reuniones. Escucho las risas de las mujeres, pero ahora mismo no podía ser cortes, quería saber por qué alguien estaba buscando a su mujer y por qué ese alguien quería a Lily tan desesperadamente de vuelta, tanto como para poner una recompensa por ella.
—¡Lily! —Lagan gruño cuando entró en la sala de reuniones
—¿Qué? ¿Qué pasa? — Lily se había puesto pálida, al igual que Rhona y Vika, sabia porque, ahora mismo su demonio estaba tomando el control, estaba creciendo en tamaño, su piel estaba enrojeciendo…
—¿Quién es Thomas? —Lagan se dio cuenta que Lily sabía de quién estaba hablando, ella se puso blanca como una hoja y comenzó a alejarse y a temblar, sacudiendo la cabeza, saboreo el olor de su miedo — ¿Lily? —
—¿Tho — Thomas? ¿Él... me encontró? —Susurró Lily
—¿Quién es él, Lily? — insistió. Los ojos de Lily eran enormes, llenos de tanto miedo de lo que Lagan había visto nunca.

—Él... él es mi dueño— incluso antes de que Lily terminara esas cuatro palabras, Lagan rugió con rabia mientras dejaba salir a su demonio, él ahora solo tenía cuatro palabras en su mente, cazar, poseer, marcar y reclamar. 

11 comentarios:

  1. Hace unos días que no paso a comentar, pero si estoy leyendo los capítulos de manera religiosa todos los días :) primero que nada quiero decirte que me está encantando la novela, los capítulos se me hacen cada vez más cortos jajaja xD y segundo darte una pequeña observación de nada, noto algunos errores gramaticales que dificultan la comprensión en algunos momentos y la repetición de muchas palabras, que podrían ser cambiadas por sinónimos que den el mismo efecto ¡Por supuesto va con el mejor deseo de que mejores! Nos estamos leyendo n.n/

    ResponderEliminar
  2. Por que le dijo esoo?? ahora Lagan se va a volver loco

    ResponderEliminar
  3. Hay por Dios que bueno se puso esto... Ya quiero saber que pasará

    ResponderEliminar
  4. Me has dejado estirandome de los pelos con ganas de más.

    ResponderEliminar
  5. Cada vez me gusta mas la historia ♡♡

    ResponderEliminar
  6. Mujercita tonta, no pudiste hacer una mejor elección de palabras!!!!

    ResponderEliminar