miércoles, 5 de julio de 2017

LAGAN 10

10


     Lily encontró a Lagan donde Odar le había dicho, <<cuando él necesita pensar sube su mente a las alturas>> le había comentado el concejal vampiro, pero ninguno había reído al respecto. La situación era tensa, Lily en otro momento se hubiera sentido avergonzada porque otros vieran el desastre de nervios y angustia que era. Segundos después de que Lagan se marchara, ella se había puesto una de las camisas de Lagan que guardaba en su armario en la oficina y había ido detrás de él. No sabía que iba a decirle, pero necesitaba disculparse.   

       Afuera se había encontrado a los concejales, y al hombre moreno de momentos antes, el cual se presentó como Edom. Le explicaron cuál era la situación, la razón por la que Lagan había enloquecido, Thomas la estaba buscando y ofrecía una recompensa por ella. últimamente él se había obsesionado con ella, pero no entendía porque estaba haciendo todo esto cuando tenía todo un grupo de mujeres a su disposición. 
Trataron de convencerla de que fuera a casa y que se calmara, pero Lily se negó, tal vez algo se había roto entre Lagan y ella, pero mínimo quería disculparse antes de que fuera echada de Covenant por haber causado tantos problemas, sabía que esto sucedería tarde o temprano, así que creyó que estaba preparada, nada más lejos de la verdad. Por eso estaba aquí, en el refugio de Lagan. Él estaba mirando hacia la nada. Entendía porque a él le gustaba aquí, era tranquilo, el viento era relajante y la vista era hermosa. Armándose de valor dio un paso vacilante hacia adelante.
       — No puedo decirte por qué lo hicieron — odio el temblor en su voz. Lagan no se giró a mirarla, tenía la mirada fija en el horizonte—Supongo que me consuela pensar que lo hicieron porque era necesario— era la verdad, a lo mejor era un auto engaño, pero eran su familia.
—¿Qué edad tenías? — pregunto él sin girarse
—Diecisiete— no le sorprendió para nada la maldición por parte de él. Habían sido seis años de tortura a lado de ese hombre.
—No soy la única mujer que compro— explico —Tiene todo un harem, al principio eres tratada solo como sirvienta y poco más que basura—
—No quiero escuchar los detalles—interrumpió él y sinceramente Lily no quería dar demasiada información. No podía culparlo por no querer escucharla.
—No quise causar problemas a tu pueblo— Lagan se giró a mirarla, ella intento sonreírle, pero no podía — Me disculpo por todas las molestias que cause— Lily respiro profundo, de repente se sintió muy cansada, y con el corazón roto... y.… y cansada, sobre todo muy cansada. Parecía que había estado luchando por algo últimamente sólo para descubrir que por lo que había estado luchando estaba todo en su propia cabeza.
       —Lily…—
       —Déjame terminar— Las lágrimas empezaron a deslizarse por la cara de Lily.  Le temblaban las manos. Su corazón estaba roto. Días antes ella no había conocido a Lagan, pero ahora podía vivir durante doscientos años y sabía que no lo olvidaría.  El hombre se había impregnado en su alma. —Sé que debí haberte confesado esto desde el comienzo, pero tenía miedo, me estaba enamorando de ti, y me aterraba perderte, nunca quise engañarte— La voz se le quebró — Yo… yo… — Lily creyó que se derrumbaría, pero al instante Lagan estaba sosteniéndola, ¿Por qué el hombre tenía que ser tan dulce? Estaba haciendo las cosas más difíciles.
—Tranquila cielo— Lagan susurro —No tienes la culpa de lo que paso—
—Si la tengo— sollozo —Thomas es despiadado, es egoísta nos trataba como a un juguete, dejó bien claro que, si alguna intentaba escapar, nos haría pagar muy caro— explico —Si me localiza, a continuación, no se detendrá ante nada para hacerme volver. No le gusta perder, tu pueblo está en peligro—
—Ni a mí tampoco me gusta perder mi amor, no voy a perder a mi pareja, tendrá que pasar por todos nosotros para llegar a ti— Lily parpadeo con ojos llenos de lágrimas.
—¿Qué estás diciendo? — pregunto confundida, pero Lagan no respondió, cambio el tema.
—¿Lo dijiste de verdad, Lily? —Lily frunció el ceño, tratando de recordar qué había dicho.
—¿Sobre qué? —
—Dijiste que me amabas— ella se sonrojo, ni siquiera había tenido la esperanza que él la escuchara estando en estado salvaje.
—¿Cómo puedes dudar de mi amor? —Cuestiono — Te amo, es por esa razón que sé que tengo que marcharme…— Lagan gruño y la estrecho más contra su pecho, sus ojos quedaron a la misma altura cuando él la alzo. Sus pies quedaron a varios centímetros del suelo
—Eres mía y siempre lo serás, no voy a abandonarte, ni a permitir que me abandones—
—Pero estabas tan enojado…— él hizo una mueca.
—Lo sé, por eso me aleje, necesitaba pensar, no quería volver hacerte daño— La mirada cayo en su cuello donde la había marcado nuevamente.
—Yo pensé que estabas terminando conmigo—
—Eso jamás sucederá, los compañeros son para siempre, no quiero decir que no tendremos problemas de vez en cuando, pero siempre puedes esperar a que regrese a ti— Lagan le dio un beso en la comisura de la boca —Siempre volveré a ti—
—¡Oh Lagan! — ella sentía sus sentimientos a flor de piel, si estaba soñando no quería despertar.
—Daría la vida por ti Lily… te amo—
—¿Me amas? —
— ¿Cómo es posible que dudes de mi amor? — repitió la misma pregunta que ella.
—Costumbre— contesto encogiéndose de hombros—Jamás me ha sucedido nada tan bueno en la vida y temo creerlo—
—Eres lo más importante que tengo en esta vida Lily, eres mía, para amar y proteger, nunca lo olvides—Ella se acurrucó más, absorbiendo su fuerza, temiendo que iba a necesitarla antes de que todo aquello se arreglara. Se relajó en sus brazos, feliz ahora que sabía que él la amaba.

***

Era muy noche cuando pudieron regresar a casa, por más que lo desearan había mucho que hacer con respecto a Thomas, y aunque le ofrecieron que alguien podría escoltarla mientras Lagan trabajaba, ella se negó, quería ayudar de alguna manera, tal vez no podría hacer mucho, pero quería compensar el desastre que estaba causando.
Durante horas había estado trabajando con Vika, Jen y Rhona sobre la selección de los humanos que entrarían en Covenant más o menos en el trascurso de un mes, había defendido firmemente el caso de un veterinario y su hermana ciega. No sabía porque, pero tenía un presentimiento con respecto a ellos. La selección con respecto al veterinario no había problema, ya que había pasado la selección inicial y cumplido con todos los requisitos, así que era un buen candidato, pero no se habían detenido a pensar en la hermana, ellas se basaron en él, pero no leyeron su expediente completo. Lily les explico que tal vez él se negaría a venir por no dejar a su hermana sola, tenía a su padre, pero ella vivía con el veterinario desde hacía muchos años. Si fuera ella, jamás dejaría a una hermana con esa discapacidad. Claro que primero tuvo que explicarles a sus amigas lo que era ser ciego. Inmediatamente después estuvieron de acuerdo con ella. ambos merecían una oportunidad de estar aquí juntos.  
Había sido un día muy productivo, pero ella no podía librarse de la persistente sensación de temor.
—¿Qué sucede, cielo? — Pregunto Lagan mientras llenaba la bañera, un baño era lo que necesitaban.
—Nada— no quería preocupar a su compañero con supersticiones tontas, habían tenido un día difícil. Lagan acepto su palabra por el momento. ambos entraron en la bañera, Lily quedo recostada contra el pecho de él. Durante mucho tiempo ninguno dijo nada, se sumieron en un cómodo silencio mientras se relajaban. Lagan hundió como por décima vez su nariz en su cabello y aspiro su aroma. Últimamente Lagan estaba obsesionado con su olor.
 —Hay algo que tengo que decirte— susurro Lagan en su oído, Lily rio porque le dio cosquillas
—¿Algún secreto? — pregunto coqueta mirando por encima de su hombro. Lagan sonrió.
—Estás embarazada de mis hijos— dijo, Lagan era fiel creyente de que las verdades y las noticias importantes se tenían que decirse directamente y sin rodeos. El rostro de Lily perdió todo el color.
—¿Cómo puedes estar seguro de eso? — Lagan exhibió una sonrisa de satisfacción. Enterró su nariz en su cabello nuevamente
—Tu olor ha cambiado, este aroma dulce es inconfundible— Le acarició el vientre con la mano. —Mis hijos—dijo posesivamente. Lily seguía tensa en sus brazos, miraba sus manos en su vientre como si estuviera viendo una bomba a punto te explotar. Al principio Lagan creyó que ella odiaría estar embarazada, pero, aunque no decía palabra todavía, a través de su vínculo Lagan sintió lo emocionada, asustada y orgullosa que estaba. todo al mismo tiempo.
—¿Cómo es posible? — ella rodo sus ojos ante su propia pregunta —Se cómo— aclaro y le dio un manotazo a Lagan por reírse —Pero estoy vacunada, a Thomas no le gustan los niños y obligaba a todas a que nos inyectaran cada tres meses— Lagan gruño ante la mención de ese hombre.
—Se de esas prácticas humanas, pero sus medicamentos no tienen efectos en nosotros, la vida siempre encuentra la manera de florecer— Ella rápidamente se giró en su regazo.
—¿Has dicho hijos? — pregunto preocupada.
—Si— dijo el tomándola por la cintura —Los nacimientos balrogs son dobles— Lily boqueo como un pez. Lagan esperaba ansioso a ver cómo se tomaba esa noticia.
—¿Tienes un gemelo? —
—Melliza— informo —Mi hermana Melina vive más al norte con su compañero y sus dos hijas— Lagan acaricio su mejilla—¿No te complace la noticia de que vamos hacer padres? — Lily casi quería golpearlo por hacer esa pregunta, jamás se había planteado poder tener una familia y ahora… inclinándose unió sus labios con los de su compañero, saboreó el beso de Lagan y se pegó a él con las lágrimas enturbiando sus ojos. Trasmitió en ese beso todo lo que no podía decir con palabras gracias al nudo que se le había formado en la garganta.
—¿Estás seguro de que estoy…? — ella no termino la pregunta, Lagan sonrió apartándole el cabello de la cara.
—Muy seguro—
—Pero es muy pronto— Lagan apretó su agarre sobre la cintura de su compañera. Lo que le iba a decir tal vez la alteraría.
—Los embarazos de criaturas mágicas son… diferentes— Lily lo estudio con esos ojos hermosos.
—¿Qué tan diferentes? — pregunto con escepticismo. Lagan abrió la boca para decir algo, luego cambio de idea considerando que palabras usar.
—Para cada criatura mágica es diferente, pero sé que, en comparación con los embarazos humanos, los de nuestras razas son de menos tiempo— Ella pereció dudar.
—¿Cuánto menos? —
—Para los cambia formas es un periodo de tres meses y medio o cuatro, dependiendo del tipo de shifter que sean, para los elfos cinco meses, para las hadas seis, para los vampiros cuatro…— Lily se dio cuenta que él estaba dando rodeaos al asunto, por eso lo pregunto directamente.
—¿Para los balrogs? —
―Tres meses ― Dijo Lagan —Aunque creo que puede variar en nuestro caso, dado a tu condición de humana, es algo que tendré que averiguar—
― ¿Tres meses? ¡Estás bromeando! ― Lily se sentó más recta sobre su regazo. Lagan tomó la mano de Lily en la suya.
—Todo es cuestión de equilibrio mi amor. Los balrog tienen dificultades para concebir. Pero cuando lo hacemos, el embarazo siempre es doble― Lagan estrechó la mano de Lily. ― El embarazo es de unos tres meses, pero, porque es tan poco tiempo para que un pequeño cuerpo se forme mucho más dos, a menudo algo sale mal y perdemos a uno o a los dos bebés antes de nacer— Lagan odio sentir el miedo de su compañera, ella había palidecido, tomó el rostro de Lagan entre sus manos.
―Yo no quiero perder los bebés, Lagan. Tenemos que hacer algo—Lagan tomó a Lily más cerca y le frotó la espalda, confortándole.
―Tranquilízate mi amor, todo va estar bien, lo prometo, tenemos buenos sanadores— Lagan la besó la comisura de la boca. Ella no se conformó Lily se inclinó y besó a Lagan. Después de unos momentos, levantó la vista y miró profundamente en los ojos de Lagan.
― Ámame, Lagan—Lagan la cogió en sus brazos como si no pasara nada y la saco con facilidad de la bañera, desnudos y mojados no dejaron de besarse hasta llegar a la habitación. Una vez dentro, la sentó en el borde de la cama. Luego se arrodilló a sus pies.
—Te amo Lily—dijo él, besándole la pierna hasta llegar a la cara interna de los muslos. La boca de él se detuvo en un sensible lugar encima de la rodilla de ella. Lily seguía sin saber que había hecho de bueno en esta vida para que le tocara la suerte de encontrarse con Lagan. Volvió a apoderarse de ella esa sensación sombría y se estremeció. Lagan se echó hacia atrás para quedar en cuclillas y la miró fijamente.
—¿Qué te preocupa? —Lily se mordisqueó el labio inferior, sabiendo que la explicación carecía de fundamento. Sacudió la cabeza.
—No lo sé, sólo es un presentimiento—
—Se trata de Thomas—afirmó Lagan con dureza.
—Sí —admitió ella —Me asusta. Siempre estará ahí, esperando para hacer daño, es peligroso—
—Nos encargaremos de él, no tienes por qué preocuparte, jamás permite que te haga daño a ti o a nuestros hijos— Lily se llevó una mano protectoramente hacia su vientre, no podía creer que estuviera embaraza.
—Confió en ti—Satisfecho con esa respuesta, Lagan la besó en la nariz.  Después comenzó su tarea de seducción, despacio, besando y acariciando cada parte de su cuerpo, ella temblaba con tal violencia que apenas podía respirar.  Admiró el cuerpo de su compañero mientras él se quedaba tan desnudo como ella.
La tumbó sobre la cama, cubriéndola con su cuerpo.  Ella le rodeó el cuello con los brazos, acercando la cabeza de él a la suya. Se besaron apasionadamente con besos cada   vez más largos hasta quedarse sin respiración.  Las lenguas de ambos se enzarzaron en un duelo, como si no tuvieran bastante el uno del otro.  Las caricias de él eran suaves y pacientes, excitándola lentamente, con gran suavidad a pesar de su furioso deseo.  Cogió uno de los pezones entre el pulgar y el índice y lo lamió hasta dejarlo endurecido. Ella se convulsionó y gimió.  Después de mucho rato, abandonó los pezones y deslizó la boca por la piel enrojecida, dejando un rastro húmedo con la lengua hasta el vientre y más abajo, hasta que su boca ardiente se apoderó del dulce lugar donde el placer era casi insoportable.  Ella se arqueó para salir al encuentro de sus húmedas caricias, mientras él la abría con los dedos y su boca la buscaba con mayor intimidad. Ardiendo, temblando de deseo, Lily le tiró del pelo para obtener su atención.
—Lagan… por favor— Él sonrió y se colocó encima de ella, con la cara a poca distancia de la suya y, con un movimiento rápido y preciso, se introdujo profundamente en ella.  Ella se arqueó contra él, aceptándolo por completo, deseando más.  Se tensaron a la vez, buscándose, las hambrientas bocas unidas y la pasión explotó llevándoles a ambos a alturas aún más increíbles. La culminación los llevó al éxtasis, que fluyó y creció, arrojándolos al borde de la eternidad, descendiendo luego para dejados flotando en un océano de éxtasis sublime.  Satisfechos y completamente agotados, se abrazaron el uno al otro, prometiéndose, sin palabras, amor eterno.
Lagan se tumbó a su lado y depositó un tierno beso en sus labios. Ella se acurrucó contra él y apoyó la cabeza en su hombro. 
—No te preocupes por nada amor, ahora me perteneces—afirmó Lagan acercándola posesivamente — Nada nos separará excepto la muerte— Aunque feliz y saciada, la mente de Lily se negaba a olvidar el temor que llevaba molestándola Lagan acababa de decirle que sólo la muerte los separaría.  ¿Serían esas palabras un presagio del destino? ¿Resultarían ser más proféticas de lo que cualquiera de los dos imaginaba? Conocía a Thomas, sabía cómo pensaba, y no iba a renunciar a ella sin luchar.  Se temía que Thomas no había dicho todavía su última palabra. En ese momento Lagan la buscó de nuevo y ella se refugió de buen grado en sus brazos, perdiéndose en su amor. Después llegó el sueño, sabía que el peligro los acechaba. 

6 comentarios:

  1. Oh dios, songbird(no recuerdo nombre) y alone!!! Esta embarazadaaa!!!! Tres meseeesss??!!! Creo que me va a dar algo XD
    Te lo juro llevo todo el santo dia mirando el blog para leer este cap y me encanto❤

    ResponderEliminar
  2. ¡ohhh como prometiste están apareciendo tus personajes! Estoy tan contenta que los primeros sean ellos :3 son del primer fanfic que leí de ti *w*

    ResponderEliminar
  3. Tus historias son tan expectacular como siempre... Ya deseo leer el siguiente cap...

    ResponderEliminar
  4. Me encantaaa!!! sigue actualizandooo, quiero leer mas de mis personajes favoritos de tus fanfic

    ResponderEliminar
  5. Un capitulo intenso me encanto como cada historia tuya

    ResponderEliminar