martes, 27 de junio de 2017

LAGAN 2



2


—¿Este es un lugar para una reunión diplomática? — Odar dio voz a la misma pregunta que Lagan se había hecho. —Creo que Rhona necesita una brújula, debe estar perdiendo el toque— en ese momento sonó su móvil, era un mensaje, precisamente de la bruja, rio, giro la pantalla para enseñárselo a Odar

Tal vez hoy marchite un par de cosas si siguen hablando mal de mí

sonrió ante la mueca de Odar, mientras discretamente se llevaba las manos a su entrepierna como tratando de protegerse de una amenaza inminente.

—Yo jamás dudaría de ti querida— dijo Lagan como si ella pudiera escucharlos, que de hecho lo hacía, ellos habían presenciado algunas cosas poco comunes alrededor de su amiga bruja. La verdad era que Rhona no era una bruja común y nadie a ciencia cierta era consciente del alcance de su poder. Lagan miró el edificio abandonado, menos mal que no habían hablado de esto con el resto del Concejo, primero querían saber a ciencia cierta que tenía que ofrecer ese diplomático. Pero ya estaban comenzando mal, este no era un escenario para firmar un convenio de paz, este lugar era espeluznante, menos mal que no habían venido de noche, imaginaba que simplemente sería peor de lo que ya era.
—¿Por qué el gobierno humano permite que su pueblo viva así? — pregunto Odar mirando por la ventana. Lagan apretó los dientes al ver la escena que su amigo estaba observando indignado. Los vidrios del coche eran polarizados, por lo tanto, los humanos desde fuera no podrían verlos. Aun así, ellos intentaban hablarles, estirando sus manos y pidiendo algo de comida y caridad.
—Porque son egoístas — aseguró Lagan — Por lo que se, los más fuertes hablando políticamente, o los que tienen una mejor posición social, son los que acaparan todos los recursos—
—No me asombra que los humanos se estén extinguiendo, son unos idiotas— Lagan asintió con la afirmación de su amigo. Él en lo personal estudiaba mucho a los humanos, al ser el líder tenía que comprender como vivían y se administraban, siendo así, podría manejar algunas cosas con los políticos. Definitivamente la administración de Covenant era mejor. No manejaban un sistema monetario como los humanos. Todos trabajan para cooperar con su sociedad y siendo así podrían obtener lo que cada quien necesitaba. Covenant era auto sustentable, cosechaban y producían todo lo que pudieran necesitar y aunque no se hablara en voz alta, había cosas que intercambiaban con humanos. Eran negociaciones muy cuidadosas y los dos involucrados salían ganando. Por lo general esos intercambios iban desde verduras, frutas frescas, sal, especias, entre otros, por aparatos, piezas y repuestos. La naturaleza abundaba en Covenant, y en el mundo humano la tecnología. Ellos podían vivir sin tecnología, aunque fuera útil en muchas ocasiones. Pero los humanos no podían vivir sin alimento. Por lo que sabía las siembras de los humanos casi nunca daban buenos frutos y ellos estaban dispuestos a pagar cualquier cosa por una buena caja de tomates frescos.
—Sera mejor que nos pongamos en marcha— dijo Odar colocándose los lentes oscuros cuando el vehículo se detuvo en el callejón. Había tantas leyendas alrededor de los vampiros, pero el mito de que el sol los mataba era solo eso, un mito. El sol si los lastimaba, pero no los hacia arder como en esas películas de ciencia ficción, al ser sus pieles tan blancas era más fácil para ellos quemarse ante los rayos del sol y como esos detalles había muchos, no solo en los vampiros, si no en todas las criaturas paranormales, los humanos sabían justamente lo que se les dejaba saber, no solo ahora, desde la antigüedad mucho antes de la guerra, siempre circularon leyendas, relatos y mitos sobre la magia y los misterios de criaturas mágicas, algunas cosas eran ciertas otras no, de no ser así, los humanos habrían acabado con ellos al conocer todas sus debilidades.
  Lagan salió del vehículo, había sido más sencillo usar un portal, pero como jamás habían estado aquí, en realidad había sido peligroso utilizarlo, además, habrían tenido que dar demasiadas explicaciones para ello, así que habían optado por una misión discreta, solo Odar, él, y un par de hombres, así podrían pasar desapercibidos entre los humanos.
—Estén alertas— les indico a los hombres, ellos asintieron, Lagan no estaba preocupado porque ellos estuvieran entrando en una emboscada, en todo caso Odar y él podrían defenderse perfectamente en caso de un ataque. Y con las ganas que tenía su demonio de salir a jugar últimamente el ejercicio le vendría muy bien.
       —Esto es peor que una cueva de lobos— se quejó Odar ante el olor y el desastre del interior del edificio. Lagan estaba más preocupado porque la construcción no cayera sobre sus cabezas.
       —Caballeros— se pusieron alertas al escuchar la voz masculina. Un hombre delgado y bastante mayor vestido con un traje elegante levanto las manos en señal de que estaba desarmado.
       —Alfred, supongo— afirmo Lagan. Esta reunión la había acordado Rhona así que solo les había contado lo más básico.
—Alfred James— se presentó el hombre, pero en ningún momento se acercó a ellos para estrechar las manos. —Asesor en la suprema Corte de Justicia—
—Lagan— se presentó —Y él es mi amigo Odar— por ningún motivo diría sus posiciones de importancia en Covenant
—Supongo que Rhona les ha explicado porque estamos aquí— Lagan asintió, Odar se cruzó de brazos.
—Exactamente como conoció a Rhona— demando saber Odar, el hombre mayor sonrió.
—En realidad fue ella la que me contacto para explicarme un plan muy interesante— ¿Por qué no les extrañaba?
—Supongo que lo convenció, de no ser así no estaríamos aquí— el hombre volvió a asentir.
—A pesar de que muchos puedan buscar poder y dinero en la política, yo me preocupo por mi gente, después de todo, tengo hijos y nietos, y no deseo que lleguen a vivir en medio de una nueva guerra— Lagan utilizo su poder para leer la mente del hombre, él decía la verdad, su interés era ayudar y que su familia estuviera a salvo. Asegurándose de que no eran un peligro para ellos, Lagan se retiró de su cabeza, respetaría al hombre. Hizo una señal con la cabeza a Odar de que todo estaba bien. El asintió.
—Bien, entonces lo escuchamos ¿Cómo puede ayudar? — pregunto Odar impaciente. Entendía a su amigo, tampoco le gustaba estar alejado de Covenant demasiado tiempo. Estar entre humanos lo podía ansioso, pero no solo eso, tenía un presentimiento de que algo iba a ocurrir.

***

Lilith se despertó con una sacudida.  Sus ojos se agrandaron mientras miraba alrededor, sin saber dónde estaba durante un momento. A medida que sus ojos se acostumbraron a la luz, se acordó de dónde estaba y por qué. Simplemente no podía entender qué la había despertado. Lilith se arrastró hasta el límite de las cajas y se asomó por el borde. El callejón parecía desierto a excepción de ese vehículo, no recordaba que estuviera ahí la noche anterior. 
Se asombró al darse cuenta que estaba atardeciendo, ¿Cuánto habría dormido? También estaba tranquilo. A Lilith le gustaba por lo general tranquilo, pero esto estaba demasiado tranquilo para su gusto. Había una sensación de pesadez en el aire, un sentimiento casi expectante como si algo estuviera a punto de suceder. Lo que sea que fuera a suceder era tan intenso, Lilith podía sentirlo en sus huesos. Su instinto fue apresurarse y correr rápido, ¿pero a dónde?  No sabía en qué dirección correr. Pero cuando vio a un grupo de hombres armados vestidos de negro supo que su instinto no le había fallado, estaba en medio de un gran problema, solo esperaba que no fueran hombres de Thomas enviados a buscarla.
Echó un vistazo al final del callejón donde se podía ver a los vehículos circular por la avenida, se preguntó si podría llegar a ella antes de ser descubierta. Porque sabía que iba a ser vista. No tenía el tipo de suerte que le permitiera alejarse así sin más. Lilith hizo una mueca.  Solo tenía una oportunidad de salvarse a sí misma, Lilith había casi decidido hacer una carrera hasta la avenida cuando oyó pasos. Rápidamente se deslizó hacia atrás entre las dos cajas esperando que nadie la viera. El miedo se disparó a través de su cuerpo cuando dos hombres muy grandes caminaron a la vista.  Lilith no estaba segura de que jamás hubiera visto a hombres tan grandes. Sus rasgos faciales eran los de los humanos, pero había algo en ellos que justo le dijo a Lilith que podría estar equivocada.
Lilith empezó a escanear su zona inmediata en busca de una vía de escape. Había una pequeña rendija, al otro lado de una de las cajas. Ella era pequeña, pero ni siquiera estaba segura que fuera a pasar por la pequeña abertura, por esa razón tendría que salir por donde entro y correr para salvar su vida, aunque instintivamente supo que no lo lograría.
Cuando escucho un rugido proveniente del edificio, Lilith supo que tenía al menos que intentarlo. Lo que quiera que estuviera ocurriendo, era malo muy malo. Rápidamente se asomó por la esquina de nuevo, justo a tiempo para ver a los dos hombres de antes entrar en el edificio a toda prisa. El caos se desato, ni siquiera pensó lo que hacía cuando escucho disparos dentro del edificio. Apretando su bolso contra su pecho, Lilith salió corriendo de su escondite, llegar a la avenida era su única salida. Estaba pasando justo por un lado del auto negro cuando hombres salieron del edificio sin dejar de disparar.
Lilith no era estúpida, necesitaba un milagro para salir de esta, y como si los cielos la hubieran escuchado, el maletero del auto se abrió de repente, salto dando un gritito por el susto que le pego, Lilith parpadeó al ver la puerta del maletero abierta, entonces se asomó por un lado del vehículo, esto era una señal sin duda, pero ¿podría arriesgarse?  Probablemente no era su mejor opción. Pero no quería morir tampoco. El combate estaba acercándose y se queda sin tiempo, Lilith quedó sin aliento cuando sintió algo rozar justo por un lado de su cabeza, eso decidió por ella. sin pensarlo dos veces salto dentro del maletero del vehículo, ella era pequeña, así que sobraba espacio, en posición fetal abrazo su mochila mientras que cerraba la puerta del maletero. Escuchaba amortiguados los ruidos de la batalla, sintió que abordaban el vehículo y no tuvo de donde sostenerse cuando el coche cobro vida y dio una brusca vuelta para después salir a toda velocidad. Segundos después todo quedo en silencio, el coche nunca disminuyo la velocidad y no alcanzaba a comprender las palabras de los hombres que estaban a bordo, solo rezaba para que pudiera salir de ahí de algún modo o por lo menos ellos tuvieran piedad cuando la descubrieran. No tenía idea de a dónde iba, pero estaba a salvo de los disparos por ahora.
Decidiendo que no había nada que pudiera hacer por ahora, Lilith intento relajarse, Había espacio suficiente para que Lilith se acurrucara y descansara un poco. Debía admitir que el tapizado de este coche era de primera calidad, y después de haber pasado la noche en un callejón, la suavidad de la alfombra la estaba arrullando. Agarró su bolso contra su pecho y colocó su cabeza sobre su brazo, preguntándose cómo diablos iba a salir del lío en que estaba en este momento. También se preguntó cómo seguía metiéndose en tantos problemas.  Era como si fuera un imán para ellos, parecían seguirla donde quiera que fuera... Lilith cerró los ojos cuando el total y completo agotamiento comenzó a salir a flote. Estaba tan cansada. Se sentía como si no hubiera dormido en mucho tiempo, incluso si había conseguido dormir antes un poco. Lilith estaba demasiado cansada para preocuparse. Se preocuparía por escapar después.



14 comentarios:

  1. Me encanta ya quiero leer el próximo capítulo 😊😊
    Me pregunto quien abrió el maletero del auto 🤔🤔
    Fue Rhona no 😎😎??

    ResponderEliminar
  2. Esperando con ansias el próximo capítulo.Felicidades muy bien escrito

    ResponderEliminar
  3. ohhh por dios necesito saber que pasa ya D:

    ResponderEliminar
  4. Hay por Dios vos me vas a matar de la emocion... Ya quiero proximo cap.. Me super encanto...

    ResponderEliminar
  5. ¡OMG! Me ha encantado... Quiero Más jejejeje, como siempre nos dejas a la expectativa con tus maravillosos capitulos <3

    ResponderEliminar
  6. Me encanto como siempre tu nunca nos fallas con tus buenas historias espero con ansias hasta mañana para el próximo capitulo

    ResponderEliminar
  7. No si yo decia que esto pintaba muy bueno! Me encanta como va wiiii!!! Quiero mashh ! Besos♥

    ResponderEliminar
  8. Me encantaaaaaa esta muy interesanteee♥♥
    Pero, una pregunta, Lilith y Lagan como son? Fisicamente digo, esque no les pongo cara 😅

    ResponderEliminar
  9. Tengo solo una queja, capitulos muy cortos.🤗🤗🤗🤗🤗 Pero de lo demas no tengo nada malo que decir, por favor no te enojes cuando critique a uno de Los personajes. Pobre lilith el cansancio de toda una vida en sufrimiento la tiene cansada, solo espero que se alla subido al coche de Lagan y que el sepa leer su mente y la detecte

    ResponderEliminar