viernes, 16 de junio de 2017

BIENVENID@S A COVENANT



ANTECEDENTES

En el año 2020, quedo al descubierto el mundo mágico, los humanos descubrieron que tenían siglos conviviendo en un mundo con criaturas mágicas de todo tipo, desde vampiros, shifter, hadas, brujas, centauros, dragones, gárgolas, druidas, entre otros.
       La guerra fue inminente, los humanos temían a lo que no conocían, ahora que era evidente que había seres superiores a ellos, tomaron la estúpida decisión de luchar para eliminarlos. Fue de esa forma que comenzó una larga lucha donde nadie podía ganar.

        Pero la guerra trajo algo bueno, muy bueno, esto provocó que las criaturas mágicas que en otros tiempos fueron enemigos naturales, ahora trabajaran en equipo; por conveniencia propia alianzas fuertes se formaron y todos trabajaron juntos por un bien común, la sobrevivencia de sus razas.
       Así se desencadenaron largos años de luchas y guerras sin sentido, hubo pérdidas de ambas partes, millones de vidas humanas y de criaturas mágicas se perdieron, muchas ciudades quedaron devastadas, monumentos históricos perdidos, pero lo más grave fue que el planeta se vio afectado por los cambios climáticos, la vida humana y la vida mágica por igual se vio comprometida, al final se llegó a la conclusión que ninguno de los dos bandos se rendiría. Nadie podría ganar.
       Después de décadas de negociaciones se llegó a un convenio, se logró la paz, en pocas palabras se iniciaría de nuevo, todos tratarían de convivir y subsistir con igualdad en el planeta, pero tantos años de odio no se olvidarían tan fácilmente, todavía existían quienes estaban en contra de la paz.
El siguiente paso a realizar fue decidir qué hacer, estaba más que claro que, a pesar de los convenios, las criaturas mágicas y los humanos no podían mezclarse, así como así, demasiados años de odios y rencores como para olvidarlos. Eso dio paso a otra pregunta, ¿las criaturas mágicas romperían los lazos forjados durante años? La guerra había terminado, ya no tenían por qué continuar juntos, pero después de largas charlas y acuerdos surgió “COVENANT” un pacto sagrado formado por cada criatura mágica del mundo, se llegó a la conclusión de que tenían que continuar con su alianza y tratar de convivir entre ellos. Sus razas eran variadas, pero con baja cantidad de miembros en cada clan, eso los hacia vulnerables, los humanos no eran de fiar, así que tenían que permanecer unidos por si en un futuro ellos declaraban la guerra nuevamente, no les darían la oportunidad de dividirlos y vencerlos.
       Se formó una gran ciudad al norte de lo que fue un tiempo territorio de los Estados Unidos de América, era la zona más fértil y con mayor variedad ecológica para comenzar desde cero, los humanos no estuvieron de acuerdo al principio, pero como no querían comenzar una nueva guerra al final cedieron legalmente la zona a favor de ellos. Aun así, las criaturas mágicas seguían sin confiar en ellos, por esa razón se levantaron enormes muros que dividan su territorio de los demás países y además estaba protegido con una barrera mágica hechizado por brujas y druidas. El muro exterior era más grande que la antigua muralla china que ahora era solo roca y escombro, este muro abarcaba desde lo que un día fue California y cruzaba a todo lo largo hasta Carolina de Norte, prácticamente ahora eran un país, estable y sustentable, con sus propio gobierno y leyes. Nombraron un Líder y se formó un concejo con cinco miembros de diferentes razas, así el poder estaría equilibrado e igualado.
       Su sistema funcionaba muy bien y no necesitaban para nada a los humanos, durante más de cincuenta años vivieron en relativa paz, pensaron que al fin se había alcanzado cierto grado de acuerdo con los humanos, pero ahora se enfrentaban a un nuevo problema, los humanos se estaban multiplicando rápidamente, mientras que los nacimientos entre las criaturas mágicas disminuían cada año.
Una vieja bruja había predicho ese momento años antes, pero nadie la había escuchado. También advirtió que un día si no hacían algo, los humanos alcanzarían su propia extinción y por consecuencia ellos también terminarían extinguiéndose, según ella, no podían existir los unos sin los otros.
Necesitaban variedad de sangre, y para eso les gustara o no, necesitaban a los humanos. Por esa razón ellos pensaron en dar una oportunidad para convivir más con ellos, necesitaban variación, muchos de ellos no podían odiar a los humanos porque simplemente no estuvieron en la época de oscuridad y destrucción, algunos estaban a favor otros en contra, pero al final se brindó la oportunidad de que algunos humanos podían entrar a Covenant, este era un nuevo intento de convivencia para que algo de los muros levantados a causa del odio y la desconfianza cayeran y al fin se alcanzara la paz entre la vida.



3 comentarios:

  1. Tus historias siempre promenten ser super geniales

    ResponderEliminar
  2. Tus historias siempre promenten ser super geniales

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar